El Movimiento de Makhno: datos y directrices – Frank Mintz

EL MOVIMIENTO DE MAKHNO: DATOS Y DIRECTRICES

Frank Mintz

Esta evocación se limita a lo esencial a partir de los documentos: dado que así se presentaban los makhnovistas a los trabajadores, me parece que vale hoy en día para los lectores.

“1) ¿Quiénes son los makhnovistas y por qué combaten?

Los makhnovistas son obreros y campesinos que se alzaron ya en 1918 contra la opresión del poder burgués en Ucrania de los ocupantes austro-húngaros, alemanes y del hetmán [autoridad ucraniana máxima]. Los makhnovistas son trabajadores que levantaron el estandarte de la revuelta contra Denikin, contra cualquier yugo, toda violencia y mentira, de donde venga. Los makhnovistas son aquellos trabajadores cuya labor enriquece, engorda y propicia el reino de la burguesía en general y por ahora a la burguesía bolchevique en particular.

2) ¿Por qué nos llamamos makhnovistas?

Porque vimos, entre nosotros, durante los días más penosos de la reacción en Ucrania, a nuestro amigo a toda prueba y guía Makhno, cuya voz protestó en contra de toda opresión de los trabajadores, en toda Ucrania, llamando a la lucha contra todos los opresores, todos los merodeadores y charlatanes políticos que nos embaucaban. Ahora este amigo a toda prueba camina siempre en nuestras filas hacia la meta final: la emancipación de los trabajadores de cualquier yugo.

3) ¿Cómo se manifiesta para nosotros el sentido de toda emancipación?

Por el derrocamiento de todo gobierno: monárquico, de coalición, republicano, socialdemócrata, bolchevique comunista que debe ser sustituido por un régimen soviético independiente de todos [los autoritarios], sin autoridad ni leyes decididas arbitrariamente. En efecto, el orden soviético no es el poder de los socialdemócratas bolcheviques comunistas, que actualmente se autodefinen poder soviético, sino al contrario la forma superior del socialismo antiautoritario y antigubernamental. Éste se expresa por la edificación de una comunidad libre, armónica e independiente de todo poder, asicomo por la vida social de los trabajadores, en que cada trabajador en particular y la comunidad en general podrá construir de modo autónomo una vida feliz y próspera de acuerdo a los principios de solidaridad, amistad e igualdad entre todos.

4) ¿Qué es el concepto del régimen soviético de los makhnovistas?

Los mismos trabajadores tienen que elegir libremente sus soviets; soviets que cumplirán la voluntad y las decisiones de estos trabajadores, o sea soviets ejecutivos y no autoritarios.

5) ¿Qué son los medios empleados por los makhnovistas para alcanzar estos fines?

La lucha revolucionaria, intransigente y consecuente contra toda mentira, toda arbitrariedad y toda opresión, de donde viniere; es una lucha a muerte, por la libre palabra, la obra real, llevada con las armas en las manos, mediante la supresión de todos los gobernantes, la destrucción de todos los fundamentos de sus mentiras, que esté en el plano político, estatal o económico. Y únicamente con la destrucción del Estado y con la revolución social será posible llevar a cabo un verdadero régimen socialista soviético de obreros y campesinos.

La sección de instrucción cultural del ejército insurgente (makhnovista), el 27 de abril de 1920″ (pp.459-460) (1)

Los datos escuetos y fríos tienen la ventaja de echar por el suelo decenas de años de propaganda marxista leninista sobre el carácter pequeño burgués de los movimientos anarquistas. También tienen la ventaja de dar inmediatamente la envergadura social del movimiento makhnovista (pp. 488-489).

“Composición social: 40 % campesinos pobres o medianos; 25 % jornaleros agrícolas o campesinos sin tierra; 10 % campesinos de una capa holgada, pero sin propiedad de las tierras; 10 % campesinos sin tierra con actividad pesquera; 7 % obreros de la industria y del transporte; 5 % conductores; 3 % pequeños burgueses. 100 % total.

Pirámide de edades: 80 % 20 – 35 años (con una gran cantidad de ex combatientes de la primera guerra mundial).

Origen geográfico: 50 % provincia de Ekaterinoslav; 25 % provincias de Taurida y Jerson; 10 % varias provincias ; 8 % provincia de Poltava ; 7 % provincia del Don. 100 % total.

Tendencias políticas del ejército insurgente (makhnovista) (de 40.000 guerrilleros en noviembre de 1919, con 35.000 enfermos de tifus): 70 % makhnovistas y simpatizantes (de los cuales un 5 % de anarquistas); 20 % de simpatizantes de socialistas revolucionarios y de Petliura (independista autoritario ucraniano) 10 % de ex soldados del ejército rojo (de los cuales 1 % de comunistas bolcheviques) 100 % total.

Tendencias políticas de los 13 miembros del soviet militar revolucionario que encabezaba el ejército insurgente (makhnovista): 7 anarquistas; 3 socialistas revolucionarios de izquierda; 3 comunistas bolcheviques” (2).

No es posible captar el sentido de este evento social sin la actividad del grupo anarquista de Guliay Polie, que fue la capital del movimiento makhnovista.

En 1905 tiene 50 militantes de choques (y unos 200 militantes más). Lleva a cabo expropiaciones para la propaganda y la compra de armas.

De 29 integrantes entre 1905 y 1908, dos se suicidaron para no ser torturada y tener que confesar informaciones a la policía, tres resultaron confidentes, dos fueron ejecutados por el grupo, otro fue muerto en la cárcel, dos fueron ahorcados. Catorce fueron detenidos, entre los cuales Makhno, condenado a muerte pero por ser menor no se cumplió la sentencia. Diez son ucranianos, dos judíos, un ruso y un polaco.

El organizador es un checo radicado en el pueblo, Woldemar Antony y el más valiente es Alejandro Semeniuta, quien, exiliado a Bélgica, vuelve para ejecutar al comisario responsable de las detenciones y tratar de liberar a Makhno, durante varios meses escapa a las ratoneras policiales, pero sitiado en una casa a la que la policía pega fuego, se suicida. Ambas figuras alentaron a Makhno en la lucha posterior (pp.33-40).

Siendo un movimiento revolucionario libertario, se podía desarrollar únicamente con el consenso de los trabajadores y la conscientización global de la sociedad. Por eso, los datos que siguen son inseparables de extractos de documentos.

La zona de Guliay Polie corresponde al sur de Ucrania. Ya en 1905 existía un grupo anarquista con acciones contra la represión zarista y en Ucrania la propaganda anarquista era conocida de los campesinos, como lo señaló Anatol Gorelik.

El movimiento llegó a abarcar una superficie de 200 kilómetros por 300, con varios millones de habitantes (p.390).

Archinov explica la composición del ejército:

“El voluntariado significaba que el ejército se componía únicamente de combatientes revolucionarios que se alistaban voluntariamente. El principio electoral significaba que los comandantes de todas las formaciones del ejército, los miembros de la plana mayor y del consejo, asicomo todas las personas que ocupaban en le ejército algún cargo importante en general, tenían que ser elegidas o aceptadas por los insurgentes de las formaciones respectivas o por el conjunto del ejército. La autodisciplina significaba que todas las reglas de la disciplina del ejército estaban elaboradas por comisiones de insurgentes, luego validadas por las reuniones generales de formaciones del ejército, rigurosamente observadas bajo la responsabilidad de cada insurgente y de cada comandante.”

Tal envergadura y tal adecuación entre las propuestas y la población se explican por la adecuación de las propuestas makhnovistas a las expectativas de la población. Y un volante recalcaba a sus partidarios:

“¡Camaradas insurgentes!

Cada día el ejército insurreccional desarrolla el ámbito de sus acciones revolucionarias. Pronto vamos a liberar tal y tal ciudad de [la opresión de] Denikin. Será una ciudad liberada de todo poder por los insurgentes makhnovistas. ¡Será una ciudad en la que, bajo la custodia de los insurgentes revolucionarios, tendrá que bullir la vida libre y edificarse la libre organización de los obreros, en plena unión, con los campesinos y los insurgentes!” (p.196)

“¡La cuestión de nuestro comportamiento en las localidades que ocuparemos es un problema de vida o de muerte para el conjunto de nuestro movimiento!” (p.196, documento citado por un bolchevique, Kubanin, en 1926)

Al llegar a una zona que iban a controlar, los makhnovistas respetaban las monedas en circulación (las del zar, las del gobierno de Kerensky de principios de 1917, las del independista Petliura, etc.). También admitían la libertad de expresión y de prensa para toda la izquierda, al contrario de todas las otras tendencias que se apoderaban de un sitio.

“1) La libertad completa de expresar sus convicciones, ideas, enseñanzas y opiniones, tanto oralmente como por escrito, se brinda a todas las organizaciones políticas socialistas sin exclusiones. Ninguna restricción de la libertad de palabra o de prensa socialistas es tolerable, ninguna persecución en este plano tendrá lugar en la vida de la ciudad.

Observación: Las comunicaciones de carácter militar sólo podrán ser publicadas con la condición de que las suministre la redacción del principal órgano de los insurgentes revolucionarios Put k svobode [la vía de la libertad].

2) Al ofrecer una libertad de expresión total a los partidos y organizaciones políticas, el ejército de los insurgentes makhnovistas les avisa simultáneamente que la preparación, la organización y la edificación por la fuerza de parte de un poder político hostil al pueblo trabajador – cosa que no tiene nada en común con la libertad de expresión de ideas – en ningún caso será tolerada por los revolucionarios insurgentes.

El Soviet Revolucionario Militar del ejército de los insurgentes makhnovistas.

Ekaterinoslav, el 5 de noviembre de 1919 (p.204)”

Para otros aspectos prácticos, los makhnovistas distribuían un volante a la población, como el siguiente.

“A toda la población trabajadora de la ciudad de Alejandrovsk y la periferia.

¡Compañeros y ciudadanos!

En la ciudad se han establecido en la actualidad destacamentos del ejército insurgente insurreccional revolucionario de Ucrania (makhnovista). Este ejército destruyó el núcleo de denikinistas [del general blanco Denikin], derrotándoles entre Uman y Pomoshchaya, y está persiguiendo con energía los restos del enemigo que huye hacia el Este.

La plana mayor y todo el movimiento makhnovista consideran como su deber más importante comunicar lo siguiente:

1) Hasta ahora se les ha dicho, por todas partes, que los makhnovistas eran bandidos, bandoleros y pogromistas [saqueadores antisemitas]. Sepan que es la más artera calumnia. Los miembros de nuestro ejército insurreccional son honestos campesinos y obreros revolucionarios. De todos modos, la población pacífica de la ciudad, sea lo que sea su nacionalidad, tiene que sentirse en seguridad, puede seguir tranquilamente su trabajo sin considerarnos como sus enemigos.

2) El ejército insurreccional revolucionario tiene como meta ayudar a los campesinos y los obreros en su larga y penosa lucha por la emancipación de los trabajadores de todas las formas de yugo del capital y del poder político; yugo desastroso y que no necesitan en absoluto. Por eso, nuestro ejército aparece como el amigo y el defensor de los obreros, los campesinos y los pobres en general. El ejército no sólo cuenta con la simpatía y la confianza de éstos, sino con su colaboración y su participación.

Sin inmiscuirse en la vida civil de la población, el ejército insurreccional tomará algunas medidas imprescindibles en contra de la clase burguesa rica, asicomo los denikinistas y sus seguidores. Estas medidas se ejecutarán de modo organizado. Las personas que se presenten para requisar y detener en nombre de los makhnovistas, sin mandato ni matasellos ni firma del comandante de unidad y de la del servicio de control del ejército, tienen que ser inmediatamente puestas en estado de detención y mandadas ante la plana mayor de la unidad o del servicio de control.

La misma actuación tiene que aplicarse a los saqueadores y agresores que incluso podrán ser ejecutados en el mismo lugar.

3) El ejército insurreccional revolucionario propone a la población trabajadora de la ciudad y periferia emprender de inmediato una labor organizacional independiente, o sea: cualquier organización representativa de obreros de las fábricas locales, de ferrocarriles, de correos y telégrafos y de campesinos, convocará una conferencia general de representantes de todos los trabajadores de la región. Esta conferencia planteará, discutirá y resolverá toda una serie de problemas sociales y económicos: la protección de la ciudad, la organización de un justo reparto de objetos de primera necesidad y utilidad social que se encuentren en la ciudad; establecerá las relaciones entre la ciudad y los pueblos para organizar el intercambio de bienes y mercancías.

Esta asamblea creará los cimientos duraderos de un régimen de soviets campesinos y obreros. Tal tiene que ser el inicio de la edificación no autoritaria de la vida social y económica.

4) El ejército insurreccional revolucionario llama a toda la población trabajadora de la ciudad y periferia a emprender, de manera general, una actividad autónoma tanto en el plano social como en el militar. El ejército insurreccional dejará la ciudad en cuanto termine su obra. La población trabajadora organizará por sí misma su vida social y económica, así como la defensa contra todas las tentativas de parte de la burguesía y de todo poder; tomará en sus propias manos la lucha por la victoria total de la revolución.

Alejandrovsk, el 7 de octubre de 1919

La plana mayor del ejército insurreccional (makhnovista)” (pp.455-456)

La actitud y la conducta de cara a la realidad impuesta por el poder precedente eran igualmente determinantes.

“Declaración del ejército revolucionario insurgente de Ucrania (makhnovista)

¡A todos los campesinos y obreros de Ucrania!

Transmitir por telégrafo, teléfono o correo itinerante a todos los pueblos, los distritos rurales, las comarcas y provincias de Ucrania. Leer en las concentraciones de campesinos y obreros de fábricas y talleres [….]

1) Todas las medidas tomadas por el poder de Denikin quedan suprimidas. Las disposiciones del poder comunista que dañaban los intereses de los obreros y campesinos se cancelan igualmente.

Observación: respecto de las medidas del poder comunistas nefastas para los trabajadores, les corresponde discernir y tomar las decisiones adecuadas durante las asambleas de campesinos, obreros, en los pueblos y fábricas.

2) Todas las tierras de los grandes propietarios, de los monasterios, de los kulaks [propietarios medianos] y de todos los otros enemigos de los trabajadores pasan, con todo el ganado, en manos de los campesinos que viven de su trabajo. Todo este traslado se tiene que cumplir de manera organizada, por decisiones de asambleas generales de campesinos, que tienen que estar todos conscientes no sólo de sus intereses personales, sino también de tener en cuenta también los intereses generales de todo el campesinado trabajador oprimido.

3) las fábricas, los talleres, las minas de carbón y de minerales, asicomo las demás herramientas y medios de producción, se convierten en el bien propio de toda la clase obrera en su conjunto que, por medio de sus sindicatos, toma en mano de manera concertada todas las empresas, organiza la producción de las mismas y tiende a unir toda la industria del país en un organismo integral.

4) Se propone a todas las organizaciones de campesinos y obreros de ponerse a edificar soviets libres de obreros y campesinos. En estos soviets sólo deben ser elegidos los trabajadores que participan en un trabajo indispensable para la economía del pueblo. Los representantes de las organizaciones políticas no tienen que estar en los soviets de obreros y campesinos, dado que su participación en un soviet obrero podría transformarlos en un soviet de diputados de partidos, provocando así la pérdida del orden soviético.

5) La existencia de chekas; comités revolucionarios de partidos y otras instituciones coercitivas, de poder o de disciplina no se tolerará en el seno de los campesinos y de los obreros libres.

6) El derecho de palabra, de prensa, de reunión, de organización, etc., es un derecho imprescriptible de cada trabajador, cualquier limitación de este derecho aparecería como un acto contrarrevolucionario.

7) Las policías estatales (guardias, policía, milicia) se suprimen. En su lugar, la población organiza su autodefensa. Esta autodefensa únicamente la pueden organizar los obreros y los mismos trabajadores.

8) Los soviets obreros y campesinos, la autodefensa de los obreros y campesinos, asicomo cada campesino y obrero no permitirán ninguna acción contrarrevolucionario de la burguesía y de los oficiales. Asimismo, no tolerarán ninguna manifestación de banditismo. Todos los que serán culpables de contrarrevolución o de banditismo se fusilarán en el sitio.

9) Las monedas soviéticas y ucranianas tendrán el mismo valor que las otras monedas. Quienes violen esta disposición serán sometidos al castigo revolucionario.

10) El intercambio de los productos del trabajo y del comercio, mientras no establezcan las organizaciones de obreros y campesinos, quedará libre. Pero, al mismo tiempo, se propone que el intercambio de los productos del trabajo se haga principalmente entre los trabajadores.

11) Quienes obstaculicen expresamente la difusión de la presente declaración se considerarán como contrarrevolucionario.

El 7 de enero de 1920.

El Soviet Militar y la Plana Mayor del ejército revolucionario insurgente de Ucrania (makhnovista)” (pp.208 – 210).

Un problema sumamente importante era el nacionalismo: la cultura y la lengua ucranianas son distintas de la rusa y había una fuerte minoría judía, y grupos reducidos de alemanes y polacos. Así en las ciudades había un porcentaje del 32 % de ucranianos y un 83 % en el campo, un 34 % y un 7 % para los rusos, y un 25 % y un 5 % para los judíos. A ello se añadía el agravante de que el comercio era dominado en su gran mayoría por los judíos en el Norte de Ucrania, al 2 % en el Sur. De ahí nacieron las raíces del antisemitismo en el movimiento campesino. (3)

En el segundo congreso regional del 12 de febrero de 1919 de soviets, de uniones y unidades del frente de los makhnovistas se tomó una resolución “contra los saqueos, las agresiones y los pogromos antisemitas, cometidos por varios individuos sospechosos, que ostentan el nombre de honestos insurgentes”:

“2) El antagonismo nacional, que ha tomado en algunos lugares la forma de pogromos antisemitas, es la herencia del régimen autocrático. El gobierno zarista había excitado las masas populares inconscientes en contra de los judíos, esperando de este modo echar la responsabilidad de sus crímenes sobre la masa judía pobre y desviar así la atención del pueblo trabajador de las verdaderas causas de su miseria: el yugo zarista y sus matones.

3) Los oprimidos y explotados de todas las nacionalidades y de todas las convicciones se sublevaron, en solidaridad con la revolución rusa y la revolución social mundial inminente. Los obreros y los campesinos de todos los países y de todas las nacionalidades se encuentran ante una gran tarea común: el derrocamiento del yugo de la burguesía, de la clase de los explotadores, del yugo del capital y del Estado, con el fin de instaurar un nuevo régimen social, fundado en la libertad, la fraternidad y la justicia.

4) Los explotados de todas las nacionalidades, que sean rusos, polacos, letones, armenios, judíos o alemanes, deben unirse en una gran comunidad solidaria de obreros y campesinos, luego con un ataque potente, dar un último golpe decisivo a la clase de los capitalistas, imperialistas y sus servidores, para liberarse definitivamente de las cadenas de la esclavitud económica y de la supeditación espiritual.

¡Abajo el capital y el poder! ¡Abajo los prejuicios religiosos y el odio nacional! ¡Viva la revolución social!” (4)

Existía en Ucrania un jefe de un ejército guerrillero, valiente, popular y antisemita, aliado a los comunistas, Grigoriev. En mayo de 1919, Grigoriev se volvió anticomunista por no querer ir a luchar fuera de Ucrania, y siguió tan antisemita (si bien tenía soldados judíos, p.162). Los makhnovistas le denunciaron:

“¿Quién es Grigoriev? […] Con las primeras palabras de su Llamamiento universal empieza por proclamar que Ucrania está actualmente dominada por “quienes crucificaron a Jesús” y por gente “salida del hampa de Moscú”. ¡Hermanos! ¿Acaso no les suena a un sombrío llamamiento a los pogromos antisemitas? ¿Acaso no sienten el deseo del atamán Grigoriev de romper los vínculos fraternos que unen la Ucrania revolucionaria con la Rusia revolucionaria? […] Es un traidor a la revolución y un enemigo del pueblo, pero el partido des los comunistas bolcheviques no es menos enemigo de los trabajadores. Con su dictadura irresponsable, ha creado entre las masas un odio que sirve actualmente a Grigoriev y podría servir mañana a cualquier aventurero.

¡Muerte a los traidores y enemigos del pueblo! ¡Abajo la persecución nacionalista! ¡Abajo los provocadores! ¡Viva la unión general de los obreros y de los campesinos! ¡Viva la comuna trabajadora universal libre!

Firma el colegio da la plana mayor del ejército makhnovista. Miembros responsables del colegio: Batko Makhno, Chubenko, Mijalev-Pavlenko, Oljovik, Puzanov, Sharovski, Gorev, Archinov, Veretelnikov, Chuchko, Karpenko.

Miembros del comité ejecutivo de los campesinos, obreros y diputados del ejército rojo de Alexandrovsk, presidente del comité ejecutivo de distrito: Andrishchenko, director de administración Shpota, director de abastecimiento, Gavrilov, miembro del comité político de la ciudad, Bondar.” (5)

Es evidente que los numerosos firmantes dan peso y crédito a la postura de tolerancia nacional de los makhnovistas.

En julio de 1919, los makhnovistas están en la misma región que la de Grigoriev que “tiene el apoyo de los campesinos pobres, o sea la misma clase que ellos. Crean secretamente una comisión de encuesta sobre las exacciones cometidas y los contactos que sospechan que hubo con los partidarios de Denikin. Un encuentro tiene lugar en julio entre los representantes de ambos movimientos; tras una jornada de discusión, se establece un proyecto de acuerdo: los dos contingentes iban a fusionar, teniendo Grigoriev el mando militar y Makhno la dirección política del ejército común. El 27 de julio, un gran mitin reúne en Sentovo, 20.000 guerrilleros de ambos bandos. Grigoriev toma la palabra primero: predica una lucha implacable contra los bolcheviques y deja prever una posible alianza con los blancos. Alexis Chubenko, uno de los miembros de la plana mayor makhnovista, le sucede y denuncia públicamente estos contactos con los blancos, porque los makhnovistas ya interceptaron emisarios denikinistas y detentan por lo tanto pruebas. Luego le acusa de ser responsable de los pogromos cometidos contra los judíos, termina su intervención estigmatizando violentamente el aspecto contrarrevolucionario de la actividad de este “señor de la guerra”.

Grigoriev pide explicaciones. Las dos planas mayores se retiran en la sala del soviet local. Allí, Grigoriev quiere sacar su pistola y dispararle a Makhno, pero Chubenko se adelanta y le mata con su pistola “biblia” escondida en la mano. Los makhnovistas justifican el acto luego ante la asamblea, conmovida por este brutal desenlace. Una parte de los guerrilleros de Grigoriev se suma a Makhno. (p. 162-163)

La buena fe y la razón nunca bastaron para vencer, es preciso una capacidad militar.

Un elemento capital fue la transformación en una herramienta bélica de la carreta, o sulki con uno o dos ejes, con dos o cuatro caballos, tradicional de los campesinos ucranianos. Se ponía una ametralladora atrás con el ametrallador y el encargado de las tiras de cananas y un ayudante. Este sistema fue copiado luego por los otros ejércitos en Ucrania. (p.80).

Otro elemento es el valerse sistemáticamente de uniformes enemigos, para acercarse lo más cerca de ellos y sorprenderles (p.80).

Luego al ocupar un lugar, se despachan enseguida avanzadillas en todas las direcciones para vigilar de día y noche, y sabiendo los efectivos de los asaltantes, atacar o retirarse. La salida solía ser de noche, en lugares conocidos, con contactos múltiples e informadores. Asimismo se cambia repetidas veces de rumbo (p.87).

Makhno, personalmente, tenía una gran sangre fría y un sentido del análisis descomunal. Casi nunca se asustaba, valoraba inmediatamente una situación y daba con la mejor solución aplicable (p.87). Makhno usaba una osadía que sorprendía a sus compañeros: a fines de 1918 cuando Ucrania estaba casi totalmente ocupada por las tropas austriacas y alemanas, él propone dividir las fuerzas para atacar cuatro enemigos a la vez. Cada responsable de los cuatro frentes (entre los que están él y un anarquista sin piernas, prueba de que no se rechazaba a los discapacitados ni una tendencia copaba el mando) tenía como instrucciones:

“la mayor iniciativa para introducir la disciplina revolucionaria que permita la organización del sector de lucha y la formación de un contingente único de combatiente. Esto, desde luego, con el acuerdo de la masa de los insurgentes concernidos… En el plano operacional, quedan del todo subordinados a la plano mayor principal de las unidades insurreccional “Batko (6) Makhno”, y directamente al mismo Makhno.” (p.89, cita de Makhno).

Como lo apuntaba un oficial bolchevique, sobreviviente de un ataque makhnovista, en una revista militar en octubre de 1921:

“[Néstor Makhno] tuvo en cuenta muy justamente la fuerza moral del combatiente, esforzándose por introducir la desorganización mortal en el seno de nuestro ejército rojo. Intentó separar la cabeza del corazón pregonando ampliamente que amnistía los simples soldados y fusilando sólo los comandantes y los comisarios. [….] Makhno valora excelentemente el carisma el comandante, echando en la balanza militar su última reserva, él mismo. Él personalmente saca sus tropas de todas las situaciones peligrosas.” (pp. 288 – 289)

Siendo un ejército de guerrilleros, hubo enormes variaciones en el número de partidarios de la insurrección encabezada por Makhno. En enero de 1918 Makhno empieza a formar un destacamento de unos 800 – 900 voluntarios de campesinos pobres para oponerse a la ofensiva austro – alemana. En septiembre de 1919, son 1.500, pero sobreviene una ofensiva alemana y a fines de diciembre de 1918 quedan 600 guerrilleros… Pero a principios de enero de 1919 se forma un congreso de insurgentes que cubre un frente de 160 kilómetros, con 6.200 combatientes. Se lanza una ofensiva victoriosa contra unos 10.000 enemigos y a fines del mes hay un frente de 550 kilómetros, con 29.000 guerrilleros y 20.000 reservistas por falta de armas.

La importancia militar del Movimiento y la necesidad de material bélico hace que se firma un acuerdo militar con el ejército rojo. La entrega prevista de material bélico será muy escasa, y además, de fusiles italianos con municiones poco corrientes (expresamente para poder aplastar a Makhno cuando le convenga al ejército rojo).

Febrero – abril de 1919, hay 30.000 combatientes y 70.000 reservistas, siempre por falta de armas (p.117). Se desarrolla el segundo congreso campesino, con representantes de dos millones de habitantes (p.124).

En mayo de 1919, tiene lugar un congreso de campesinos, obreros e insurgentes que Trotsky considera contrarrevolucionario y lo prohíbe (pp.151 – 156), dando órdenes al ejército rojo de atacar a los makhnovistas, como casi simultáneamente el general blanco Denikin lanza una ofensiva victoriosa, el resultado militar es el debilitamiento del frente revolucionario y el éxito de Denikin.

La estupidez de Trotsky retrasa la reacción del ejército rojo a la contraofensiva, que finalmente elige la retirada. El ejército makhnovista tiene que retirarse durante cuatro meses recorriendo 600 kilómetros, antes de poder reaccionar y vencer las tropas más fogueadas de Denikin, que deja la ofensiva sobre Moscú y se retira.

Es importante insistir en Trotsky y su papel de exterminador:

“Makhno et sus cómplices más cercanos se consideran como anarquistas y, sobre esta base, “recusan” cualquier poder gubernamental. ¿Acaso serían por lo tanto enemigos del poder soviético? Evidentemente, puesto que el poder soviético es el poder gubernamental de los obreros y campesinos trabajadores (7) […] Imposible es hallar la menor huella de disciplina o de orden en este ejército […] En este ejército, los comandantes son elegidos. Los seguidores de Makhno chillan: “¡Abajo los comandantes nombrados!” […] ¿Es admisible en estas condiciones dejar en el territorio de la república soviética existir bandas armadas […]? No, es hora de acabar con esta corrupción anarcokulak, una vez para todas para que nadie tenga ganas de repetirlo.” (8)

[Trotsky prosigue en otro texto su crítica de los oficiales elegidos entre los makhnovistas] “Así, ellos sólo engañan sus propios soldados, los más bobos. Se podía hablar de “comandantes nombrados” únicamente bajo el régimen burgués, […] los comandantes nombrados por el poder soviético central están designados por la voluntad de los millones de trabajadores, mientras que los comandantes de las bandas de Makhno reflejan los intereses de la ínfima pandilla anarquista, que tiene un apoyo en los kulaks y el oscurantismo (9).”

Orden secreta de Trotsky:

“1) La primera tarea del II ejército de Ucrania es destruir la organización militar de los makhnovistas, al efecto dicha tarea se autoriza no más tarde que el 15 de junio.

2) Para este objetivo, con la ayuda del soviet revolucionario militar del II ejército de Ucrania, se lanza una vasta campaña de agitación inmediatamente contra los makhnovistas con la meta de preparar a la opinión pública del ejército y de las masas trabajadoras a la entera liquidación del “ejército de Makhno”.

3) El envío de dinero, de material militar y absolutamente todo lo que concierna el ejército para la plana mayor de Makhno queda inmediata y completamente prohibido bajo pena de sanción muy severa por falta de responsabilidad.

4) En calidad de fuerzas militares para liquidar los makhnovistas y para consolidar la parte derecha del frente del Sur, en primera línea se colocan, el 12 regimiento de Moscú, el regimiento de caballería, los regimientos de soldados de élite de Luganski, Bajmutski, los batallones de kursanti [oficiales], un tren blindado, batallones blindados y el batallón de Moscú, nombrado especialmente.

5) En la región en que están los makhnovistas, hay que mandar inmediatamente trabajadores astutos y experimentados como espías y ayuda sobre la opinión de los soldados y las masas de trabajadores, para ejercer una influencia sobre los makhnovistas.

6) La liquidación de los makhnovistas tiene que ejercerse con una gran determinación y una gran severidad, sin pérdida de tiempo y sin vacilaciones.” (10)

[Fragmento de un informe del 17 de junio de 1920 de un jefe de las líneas de la retaguardia del distrito de Pavlograd al jefe de las líneas de la retaguardia de la provincia de Ekaterinoslav] “Urgente y Secreto […] en aplicación de su telegrama N° 104 sobre la represión de la población del pueblo de Znamenka… (tres tareas : confiscación de las armas, contribuciones obligatorias), toma de rehenes de al menos el 10% de la población total, sin exceptuar las mujeres, […] 20 casas quemadas, 10 individuos fusilados, toma de 301 rehenes entre 5 et 75 años (11), confiscación de 150 animales con cuernos, de 1.500 puds [unas 2,5 toneladas] de granos y 81 caballos.” (12)

Trotsky nunca admitió errores en sus órdenes de liquidaciones físicas:

“Los abogados del anarquismo que predican para Kronstadt y para Makhno no engañan a nadie. En el episodio de Kronstadt y en la lucha contra Makhno, habíamos defendido la revolución proletaria contra la contrarrevolución campesina. Los anarquistas españoles defendieron y defienden aún la contrarrevolución burguesa contra la revolución proletaria. Ningún sofisma hará desaparecer de la historia el hecho de que el anarquismo, el estalinismo se encontraron del mismo lado de la barricada, las masas revolucionarias y los marxistas del otro. Tal es la verdad que entrará para siempre en la consciencia del proletariado.” (13)

El ejército makhnovista, tras la derrota de Denikin tiene 100.000 guerrilleros en septiembre de 1919 (con 150.000 reservistas).

En octubre de 1919, ya han pasado los combatientes a 28.000, con 200 ametralladoras y 50 cañones (p.195).

En junio de 1920, el ejército makhnovista cuenta con unos 35.000 combatientes (p.230).

Es evidente que las agresiones cada vez más aviesas y abiertas del poder comunista – siendo fundamental el papel de Trotsky, bajo las órdenes de Lenin – condujeron a reacciones militares de los makhnovistas. Para reducir las matanzas entre simples trabajadores, se distribuían volantes como éstos:

“¡Abajo el combate fratricidio!

Hermanos soldados rojos, los fanáticos de [l zar] Nicolás les mantuvieron en el oscurantismo y les condujeron a una guerra fratricida contra los japoneses, luego contra los alemanes y otros muchos pueblos, únicamente para aumentar sus riquezas, cuando ustedes sólo tenían que esperar en el frente la muerte y en casa la ruina. […]

¡Ahora les mandan a ustedes a combatirnos, nosotros los “insurgentes makhnovistas”, en nombre de un supuesto poder “obrero – campesino”, que les trae de nuevo cadenas y esclavitud! Las riquezas y las alegrías van a esta pandilla de burócratas – parásitos que les chupan la sangre. ¿Acaso no lo tienen claro tras tres años de guerra fratricida?

¿Acaso van a seguir vertiendo su sangre por la burguesía de nuevo nacida y los comisarios creados por ésta, que les mandan, como el ganado, al matadero? […]

Mayo de 1920, Los insurgentes makhnovistas” (pp.461 -462)

“¡Camaradas soldados rojos!

Sus comandantes y sus comisarios les engañan persuadiéndoles que los makhnovistas, matamos los soldados rojos prisioneros.

¡Camaradas! Sus jefes inventan un inmundo infundio para hacerles proteger servilmente los intereses de los comisarios, para que nos se entreguen a nosotros, makhnovistas, y no sepan la verdad sobre nuestro movimiento, makhnovista obrero y campesino. […]

Nuestros enemigos más aborrecidos son los grandes propietarios y los capitalistas de todos los países, los generales y oficiales de Denikin, los nobles polacos y los comisarios bolcheviques. Les castigamos a todos despiadadamente, ejecutándolos como enemigos de la revolución del pueblo trabajador. Pero ustedes, camaradas soldados rojos, les consideramos como hermanos de sangre, con quienes quisiéramos conducir juntos la lucha por la verdadera emancipación, por un auténtico régimen soviético, sin la tutela de partidos o de un poder cualquiera.

Los soldados rojos presos, los liberamos enseguida hacia la dirección que quieran, o les recibimos en nuestras filas, si así lo desean. Ya hemos liberados millares de soldados rojos que apresamos en incontables combates, numerosos soldados rojos pelean, con valentía, ahora, con nosotros. No creen, por tanto, camaradas soldados rojos, los bulos de sus comisarios de que los makhnovistas matan los soldados rojos. Resulta un infundio asqueroso.

Cuando les manden a combatir a los makhnovistas, no cubran, camaradas soldados rojos, sus manos con sangre fraterna. Cuando empiece la contienda, maten por sí mismos a sus comandantes y sin usar sus armas contra nosotros, pasen de nuestro lado. Les recibiremos como hermanos nuestros y crearemos juntos para los obreros y campesinos una vida libre y justa, pelaremos juntos contra todos los agresores y opresores del pueblo trabajador.

¡Viva la unión fraterna de los insurgentes revolucionarios makhnovistas con los campesinos y obreros, soldados rojos!

Junio de 1920, los insurgentes makhnovistas” (pp.230 – 231)

¿Qué efecto tuvo esta propaganda?

“Llamamiento

Nosotros, soldados rojos del regimiento 522, nos pasamos el 25 de junio de 1920 sin disparo alguno y con todo nuestro equipo y nuestras armas, del lado de los insurgentes makhnovistas. Los comunistas nos acosaron y atribuyeron nuestro paso al bando de los insurgentes makhnovistas a un capricho y a una tendencia al banditismo. Todo esto sólo es una patraña artera y rebajante de los comisarios que nos utilizaban hasta ahora como carne de cañón. Durante nuestro servicio de dos años en el seno del ejército rojo, hemos llegado a la conclusión de que todo el régimen social de nuestras vidas descansa únicamente en la dominación de los comisarios y que nos conducirán al final a una esclavitud nunca vista hasta la fecha en la historia.

Porque llevan un combate despiadado contra los ricos y los nobles ; porque toman partido por la libre unión y los soviets entre los obreros y los campesinos, sin la dictadura del partido que sea ;porque luchan para que los talleres, las fábricas y la tierra pasen a las manos de los obreros y campesinos ; porque los makhnovistas pelean por todas estas finalidades, nos encontramos nosotros también a su lado por estas mismas aspiraciones, nosotros, soldados rojos ayer y revolucionarios libre hoy.

¡Camaradas soldados rojos! ¡Sigan el ejemplo de sus camaradas!

Pensamos que el espíritu de la lucha revolucionaria por la autodeterminación de los trabajadores no se ha apagado entre ustedes. Esperamos que los comisarios no hayan matado definitivamente en ustedes la voluntad de luchar contra cualquier saqueo y cualquier opresión.

¡Escúchennos y no hagan verter inútilmente la sangre de sus hermanos! ¡Sean firmes! ¡Sean héroes y sigan nuestro ejemplo! Nuestra acogida fraterna les espera.

Los soldados rojos del 522 regimiento, ahora makhnovista”. (p.232)

Se firma una segunda alianza con los comunistas en septiembre de 1920 (p. 247) que fue rota sin previo aviso, el 26 de noviembre, por los comunistas. Los arrestos y los fusilamientos de makhnovistas se multiplicaron (p. 274). Makhno ya no tiene más que su guardia de 150 hombres el 26 de noviembre de 1920 (p.275). Al día siguiente reorganiza sus fuerzas, que pasan a 2.500 hombres (p. 276). Un destacamento makhnovista de 1.500 jinetes de élite que tuvieron un papel destacado en la victoria contra los blancos en Crimea, consigue romper los ataques y el cerco de los comunistas para reunirse con Makhno. De 1.500 llegan unos 250 – 300: “los makhnovistas, indignados y rabiosos por esta monstruosa traición van en adelante a combatir con una tremenda sed de venganza.” (p. 284)

Lenin pide que los responsables militares “acaben de aniquilar y capturar a Antonov [jefe socialista revolucionario de Bielorrusa] y Makhno.” (Obras en ruso, tomo XLV, p.37, p.286).

Los resultados son discutibles: luchan 3.000 makhnovistas contra 1.500.000 soldados del ejército rojo, que controlan Ucrania. Y en uno de los primeros ataques makhnovista, el 14 de diciembre de 1920, dos divisiones del ejército rojo está derrotadas, 20.000 soldados están presos y liberados luego. La moral militar comunista estaba baja y no pocos soldados no entendían porque había que luchar contra Makhno.

De diciembre 1920 a mayo de 1921, a pesar del ejército rojo bien equipado, con un buen mando con los generales Budieni y Frunze, los makhnovistas resisten y atacan. ¿Cómo? Desde luego con el apoyo de la población porque “El enorme error de los bolcheviques consistió en la convicción de que el comunismo sólo puede construirse a través de la crueldad, la supeditación y del exterminio en contra de los adversarios políticos. Y otro error mayor aún fue la tentativa por la fuerza de fundar esquemas y dogmas ideológicos estrictos, imponiéndolos a la vida de la gente”. (14)

En cambio, el error de los socialistas anticomunistas fue de no tener una red de comunicación, cuando existían decenas de rebeliones regionales importantes, con ayuda de la población, en la URSS, que debilitaban y dividían el ejército rojo. Los makhnovistas, incluso en una situación de inferioridad evidente en el plano militar, estaban persuadidos de estar en una situación globalmente positiva, como lo demuestra el acta de una reunión clandestina el 16 de junio de 1921:

“La asamblea considera como principal condición de lucha en el periodo actual de nuestra existencia en tanto que ejército, la destrucción del Estado bolchevique impuesto por la fuerza, y, para sustituirlo, propone una organización de los soviets libres de trabajadores, con órganos suyos de autogestión localmente, en su propio medio.” (15)

Pero las bajas de insurgentes se acumulan, falta el material militar, las presiones en contra de la población civil crecen, pese a las victorias y las deserciones de soldados rojos. La presión militar es ingente y Makhno lleva media docena de heridas, y en acuerdo con sus partidarios decide ir a curarse al extranjero. Tras una intentona hacia Polonia, va a Rumanía, sin dejar de combatir, un recorrido de 1.000 kilómetros en tres semanas.

Los otros grupos makhnovistas prosiguen la lucha hacia 1924 (16). Incluso durante la segunda guerra mundial, el impacto makhnovista apareció, puesto que “grupos de guerrilleros ucranianos blandieron aún la bandera negra y lucharon a la vez en contra de los hitleristas y de los estalinistas”.(p.303)

Actualmente, tras varias tentativas del poder ucraniano de apropiarse a Makhno (edición de sus tres tomos de memoria, sellos con la cara de Makhno, etc.), se le ve como quien fue. La represión policial y patronal, la crisis económica traban el desarrollo de la confederación revolucionaria anarcosindicalista Néstor Makhno de Ucrania.

El mensaje de esta experiencia de Ucrania, como el de Durruti y de los trabajadores autogestionarios durante la guerra de España, sigue inspirando generaciones en el siglo XXI.

Frank Mintz

Notas

1) Todos los datos y documentos vienen de Alexandre Skirda “Nestor Makhno le cosaque libertaire 1888 – 1934 la guerre civile en Ukraine 1917 – 1921”, París, 4 edición, 2005. Para facilitar la localización en el libro, 494 páginas, se da la paginación.

2) 25 II 1919, Belash A. V. y Belash V. F., “Dorogui Nestora Majno” [la vía de Néstor Makhno] Kiev, 1993, p.88. Libro esencial para Skirda del número dos del movimiento.

3) Estudio de Kubanin citado por Belash o. c., pp.190-191?

4) Skirda pp.436-437 y Belash o. c., p.87.

5) Parte en Skirda (p. 138), más Belash o. c., pp.198-199.

6) “en septiembre de 1918 Makhno recibió el sobrenombre de “batko” [padre], con el sentido de guía general de la insurrección revolucionaria de Ucrania”, Archinov, “Historia de la maknovichina”.

7) El argumento del poder soviético como reflejo de la voluntad de millones de trabajadores, notamente más tarde cuando Stalin y sus compañeros denunciaban a Trotsky, no podía convencer ni Makhno, ni luego al mismo Trotsky cuando se encontró en el lugar de los anarquistas, como enemigo del Partido.

8) Esta parte es la fase final del artículo de Trotsky “La makhnovichina” publicado el 7 de junio de 1919 en el periódico “Selianskaya Pravda” reproducido en Shtirbul, “Anarkhiskoe dvijenie v period krizisa rossiskoy tsivilizisatstii (konets XIX – 1 tchervert XX vv)” [el movimiento anarquista en el periodo de crisis de la civilización rusa (fin del XIX y primer cuarto del XX)] Universidad pedagógica de Estado, Omsk, 1998.

9) Citado por Skirda p.148, según la obra de Trotsky “Textos militares”, 1967, p.668-671. Los oficiales (a veces ex zaristas elegidos por el Partido para ser eficaces, por lo tanto despiadados) eran nombrados para imponer las decisiones de los bolcheviques, por todos los medios habituales para los autoritarios.

10) Trotski, “Orden secreta N 96/s del 3 de junio de 1919”, citada en Belash o. c., pp.238-239.

11) La cifra de 301 corresponde, me parece, a la visión aritmética del 10 % de rehenes que tomar, de ahí la detención de niños de 5 años. Es la lógica de los verdugos la que predomina, para crear “el hombre nuevo” del socialismo a la salsa leninista.

12) Documento N° 27, reproducido en “N. Majno i majnovskoe dvisenie (iz istorii povstancheskogo dvisenia v Ekaterinoslavskoy gubernii, sbornik dokumentov i materialov” [Makhno y el movimiento makhnovista (sobre la historia del movimiento insurgente en la provincia de Ekaterinoslav, colección de documentos)], Dnepropretrovsk, 1993.

13) Trotsky, “Écrit 1928-1940”, p. 543. Trotsky queda fiel a la visión globalmente marxista, pero que Marx cuestionó en su Carta a Vera Zasulevich [Marx contempla el paso de Rusia, con sus grupos de campesinos impregnados de tradiciones colectivistas -mir- al socialismo, saltando la fase de la industrialización capitalista] y que Lenin y sus camaradas fingieron desconocer para convertirse en una nueva clase dirigente de los movimientos de trabajadores del campo, tildados de contrarrevolucionarios.

Con tal enfoque, Trotsky reutiliza el argumento leninista del anarquismo como fenómeno pequeño burgués, cuando CNT es anarcosindicalista. Trotsky niega la realidad y la historia hasta identificar estalinismo y CNT, un craso error ante los eventos en acción.

14) Belash o. c., p.550.

15) Belash o. c., aldea de Nejvoroshche, p.561.

16) Belash fue detenido el 23 de septiembre de 1921.

________________________________________

Source: Fondation Pierre Besnard

Return to The Nestor Makhno Archive

Other pages connected to this site:

Anarchist Groups & Organizations

An Anarchist Reader

 

%d bloggers like this: