Camaradas Campesinos – Ejército Revolucionario Insurreccional de Ucrania (Makhnovchina)

CAMARADAS CAMPESINOS

Ejército Revolucionario Insurreccional de Ucrania (Makhnovchina)

¡Camaradas campesinos!

El campesinado trabajador de Ucrania lucha desde hace muchos años contra sus enemigos y opresores de siempre. Millares los mejores hijos de la revolución cayeron en la lucha por la emancipación total de los trabajadores de todo yugo. El verdugo Denikin ha recibido un golpe mortal a manos de los heroicos esfuerzos del ejército insurrecional de Ucrania.

Los campesinos insurrectos, encabezados por su guía – Batko Makhno – permanecieron muchos meses detrás del enemigo, las guardias blancas, rodeado por un enemigo diez veces superior, diezmados por la más espantosa enfermedad – el tifus – por culpa de la cual cada día morían varios centenares de los mejores combatientes de sus filas; careciendo de municiones, todos ellos se lanzaban sobre el enemigo con armas blancas, y bajo su poderoso asalto las mejores tropas denikistas huyeron: las unidades de los generales Chkuro y Mamontov.

Al precio de increibles esfuerzos y de la sangre derramada por los mejores combatientes, los campesinos insurgentes destruyeron la parte trasera de Denikin y abrieron el camino para los hermanos del Norte, campesinos y obreros, a causa de las hordas de Denikin, los camaradas del Ejército Rojo entraron en Ucrania los obreros y los campesinos del Norte.

Ante el campesinado trabajador de Ucrania se ha planteado la cuestión (además del problema general de la lucha contra los blancos) de la edificación de un verdadero orden soviético, en el cual los soviets elegidos por los trabajadores serían los servidores de la gente, ejecutando las decisiones que tomaran los mismos trabajadores en un congreso pan-ucraniano de trabajadores.

Sin embargo, los dirigentes del Partido Comunista, que habían hecho del Ejército Rojo un instrumentociego y dócil para defender la comisariocracia, comenzó a difundir el lodo y las peores calumnias sobre los mejores líderes de los insurgentes, habiendo decidido “quitarse la astilla” y destruir el movimiento revolucionario que impedía a los señores comisarios dominar a los trabajadores de Ucrania.

Los comisarios ven a los trabajadores como “material humano”, como dijo Trotsky en una conferencia, sólo la carne de cañón que se puede lanzar contra el orden imperante, pero a los que en ningún caso se les puede otorgar el derecho a crear ellos mismos, sin la ayuda de los comunistas, sus propio camino y su propio orden.

¡Camaradas campesinos!

El ejército insurrecional de Ucrania viene de vuestro entorno.

Vuestros hijos, vuestros padres y vuestros hermanos han llenado nuestras filas. El ejército insurrecional es vuestro ejército, vuestra sangre, vuestra carne. Habiendo sacrificado decenas de miles de víctimas, el ejército insurgente ha luchado por el derecho de los trabajadores a construir su propio orden, a decidir por sí mismos de sus bienes y no para dejarlo todo en las manos de los comisarios.

El ejército insurreccional combatió y combate por los verdaderos soviets, y no por las Chekas y la comisariocracia. Desde el tiempo del verdugo – el Hetman – los alemanes y Denikin, los insurgentes se levantaban en masa contra los opresores para defender al pueblo trabajador.

Ahora también el ejército insurrectionnelle considera su deber sagrado defender los intereses del campesinado trabajador contra las tentativas de los señores comisarios de enganchar a su carro a los campesinos de Ucrania.

El ejército insurreccional conoce muy bien a estos “recién llegados” y se acuerda bien de estos comisarios “libertadores”. El autócrata Trotsky ordenó desarmar el ejército insurreccional, creado por los mismos campesinos en Ucrania, porque sabe bien que mientras los campesinos posean su ejército, defendiendo sus intereses, jamás podrá obligar el pueblo trabajador de Ucrania a marchar bajo su bastón.

L’armée insurrectionnelle, ne voulant pas faire couler le sang fraternel, en évitant des heurts avec l’armée rouge et en se soumettant seulement à la volonté des travailleurs, montera la garde pour préserver les intérêts des travailleurs et ne déposera les armes que sur l’ordre d’un congrès libre panukrainien des travailleurs, où les travailleurs exprimeront eux-mêmes leur volonté.

El ejército insurreccional, no queriendo hacer correr la sangre fraternal, evitando enfrentamientos con el Ejército Rojo y sometiéndose solamente a la voluntad de los trabajadores, hará guardia para preservar los intereses de los trabajadores y sólo dejará las armas más que por orden de un Congreso Libre pan ucraniano de trabajadores, donde los mismos trabajadores expresarán su voluntad.

El ejército insurrecional – la espada en las manos de trabajadores – os llama, compañeros campesinos, a convocar de inmediato vuestro propio congreso de trabajadores y a tomar en vuestras propias manos la construcción de vuestro futuro y de la felicidad de vuestras riquezas trabajadoras. Es cierto que los comisarios sedientos de poder tomarán todas las medidas necesarias para impedir la celebración de un congreso libre de trabajadores, es por esto que por los intereses de los propios trabajadores no se debe permitir dejar aplastar el Congreso por los comisarios, deberá celebrarse en la clandestinidad y en un lugar secreto.

¡ Camaradas campesinos, preparaos para tener vuestro congreso!

¡ Apresuraos en realizarvuestra obra!

¡ Sus enemigos no duermen, no le adormezcais tampoco, será la clave de vuestra victoria!

¡ Viva el congreso libre de los trabajadores de la región!

¡ Abajo la comisariadocracia!

¡ Viva el ejército campesino insurrecional!

Ejército Insurreccional de Ucrania (Makhnovista)

Febrero de 1920

Traducción de Jordi Rey.

 

%d bloggers like this: